Alejandra Pizarnik: de la palabra al silencio

“No quiero ir más que hasta el fondo”. Ese fue el último verso que Alejandra Pizarnik dejó en el pizarrón de su departamento. Antes, la autora de La condesa sangrienta desnudó sus fantasmas y obsesiones a través del estigma de sus versos, oscuros y lánguidos. Una historia de naufragio, ausencia y la búsqueda interminable de la palabra exacta. Por Nadia Fink y Mariano Garrido ¿Dónde está … Continúa leyendo Alejandra Pizarnik: de la palabra al silencio

El Senado distingue a Nora Cortiñas con el premio “Juana Azurduy”

“DONDE HAYA UNA INJUSTICIA… AHÍ ESTARÁ NORA”

Así comienza el texto presentado en el senado, dejando en evidencia que es una ¡super heroína! ¡Felicitaciones #Antiprincesa de Plaza de Mayo!

Continúa leyendo “El Senado distingue a Nora Cortiñas con el premio “Juana Azurduy””

Pedro Lemebel. Oda a la diosa de lo irrepetible

“¿Y entonces?/¿Qué harán con nosotros compañero?/ ¿Nos amarrarán de las trenzas en fardos/ con destino a un sidario cubano?/ Nos meterán en algún tren de ninguna parte…/ ¿No habrá un maricón en alguna esquina/ desequilibrando el futuro de su hombre nuevo?/¿Van a dejarnos bordar de pájaros/ las banderas de la patria libre?”.

Pedro Lemebel interpela al auditorio. Lleva tacos altos, una hoz maquillada, que le nace en la boca y le abarca la mejilla. Del otro lado, enmudecidos, militantes de partidos de izquierda lo escuchan de pie. Es 1986 y están reunidos en la Estación Mapocho, una estación que sirve de reuniones desde que los trenes no circulan más en Chile. Ser marica, gay, puto, loca es aún más peligroso que ser zurdo en el país de Pinochet. Para los de derecha y para la izquierda comunista que se siente incómoda ante el reclamo. Mucho tuvo que ver en romper las estructuras Pedro y también Las Yeguas del Apocalipsis. (Por Nadia Fink)

Continúa leyendo “Pedro Lemebel. Oda a la diosa de lo irrepetible”

Gauchito Gil: desertor y retobado de la ley

Un 8 de enero de 1878 era asesinado Antonio Mamerto Gil o, simplemente, el Gauchito Gil. Hoy convertido en santo popular, se esperan en su santuario de Mercedes, provincia de Corrientes, más de 300.000 promeseros y promeseras. El Gauchito desertó del ejército porque no quiso luchar contra sus hermanos paraguayos en lo que se llamó “La Guerra de la Triple Alianza”. Y desertar se pagaba … Continúa leyendo Gauchito Gil: desertor y retobado de la ley